Una entrevista a Yadir Rabí

Yadir Rabí

El enigma de Yadir Rabí

ORTELIO GONZÁLEZ MARTíNEZ

CIEGO DE ÁVILA.—Cuando el hasta ahora desconocido lanzador avileño Yadir Rabí González le dijo a Luz Marina, su mamá, que soñaba con jugar en un estadio repleto de público, ella no se sorprendió. Quizás fue la intuición de madre la que la llevó a ver cualidades que su hijo “no tenía”, según las palabras de aquel técnico, quien jamás pensó que podría triunfar.

¿Te sentiste rehén de aquella opinión de que no tenías condiciones para ser pelotero?

Cuando se fijaron en mí fue para decirme aquella frase, aunque yo seguí en el deporte, jugando con amor por mi municipio. Allí tengo amigos que iban al estadio y me aplaudían, me conformaba con eso, aunque no dejé de tener aspiraciones, era un desconocido que no había hecho nada trascendental. Mis actuaciones más importantes se circunscribían a cinco ligas de desarrollo. Incluso, en el pasado campeonato provincial gané solo un juego y perdí cuatro.

¿Nunca estuviste en la preselección de los Tigres?

Jamás me tuvieron en cuenta. Pasé como uno más, hasta que fui a un tope a Villa Clara y no lo hice mal. Roger Machado me trajo para el equipo, gesto que agradezco, y así cumplí aquel sueño que un día le comenté a mi mamá: lanzar en un estadio con muchas personas en las gradas.

Ya no eres “uno más”.

Ahora no soy tan desconocido, pero no creo haber hecho algo extraordinario, solo estoy comenzando y trato de dar el máximo en cada salida. Siempre pienso en el equipo, en la provincia, y en aquellos amigos que jamás dejan de aplaudirme en el estadio de Primero de Enero. Estoy deseoso de volver a jugar allí.

¿Consideras poseer condiciones para “colarte” en una preselección nacional?

No he pensado en eso, únicamente quiero que Ciego sea campeón en esta Serie. Para eso hemos luchado en cada salida y creo que podemos lograrlo.

¿Cuántos lanzamientos empleas?

Aunque me han medido hasta 95 millas y lanzo recta, curva, sinker y slider, dependo del control. Dice mi entrenador, Manuel Álvarez, que poseo las tres C: cabeza, corazón y coraje. También es fundamental cuidarse de todos los bateadores, respetarlos, y no tenerles miedo a ninguno. Lanzar es difícil, pero batear lo es más.

¿Por qué los saltos en el box?

Es mi manera de liberar tensiones.

Las gradas repletas de público no te ponen nervioso. ¿Cuál es el enigma de Yadir Rabí?

Nunca me he sentido nervioso, ni me creo vencedor porque esté dominando en un juego. Los aplausos a favor del contrario no los oigo y si en algún momento pasan por mis oídos, los imagino míos. Las rechiflas tampoco me molestan. Un estadio desbordado de personas da fuerza. Eso es lo más lindo del mundo.

Source: Granma

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: